Menú
Mainstream Renewable Power Chile

ERNC: energía eficiente las 24 horas


Durante mucho tiempo se criticó a las ERNC por no ser confiables en la entrega de energía constante, pero esto ha cambiado. Las energías renovables han experimentado un gran avance durante la última década, reduciendo los costos hasta el punto de que las fuentes eólicas y solares han llegado a ser más baratas que los combustibles fósiles en innumerables mercados, obligando a los sistemas eléctricos a adaptarse a estas nuevas fuentes de generación. Al mismo tiempo, las empresas de energías renovables están utilizando nuevas tecnologías para comenzar a ofrecer un suministro ininterrumpido.

La política climática global y las nuevas normas sobre emisiones están impulsando la salida de los combustibles fósiles como fuente de energía de muchos mercados. Pero, a pesar de esto, su legado continúa debido a la poca flexibilidad de los actuales sistemas eléctricos, que fueron diseñados para la era del carbón. La buena noticia es que las generadoras de ERNC también se están adaptando. Los rápidos avances en el almacenamiento y la gestión de la demanda, así como las tecnologías de pronóstico y generación, le están permitiendo a estas compañías asumir la responsabilidad de inyectar energía constante, incluso en los actuales sistemas. Lo anterior puede sorprender a algunos, dada la reputación de que las ERNC no pueden ser una fuente principal de energía debido a su supuesta “intermitencia”.

En caso del sistema chileno, las generadoras están obligadas a compensar cualquier déficit de energía mediante la compra en el mercado spot, exponiéndolas a un riesgo de precio considerable. De esta manera se evita tener que lidiar con los altos y bajos de la oferta a medida que aumenta la cantidad de energía renovable en el sistema, traspasando la responsabilidad a los proveedores. Aun así, esto no ha impedido que varias empresas de energía eólica y solar ganen la mayor parte de los contratos en las licitaciones eléctricas, como el caso de Mainstream, que se adjudicó siete contratos de energía en la última subasta, lo que significa la construcción de nuevas plantas eólicas con una capacidad combinada de casi 1 GW.

Mainstream es capaz de entregar energía constante a los consumidores las 24 horas, principalmente por dos factores. En primer lugar, la innovación y la tecnología han permitido generar datos de medición eólica exactos en cada uno de los proyectos, gracias a esto se han podido ofertar precios competitivos y crear un modelo preciso sobre cuánta energía la empresa sería capaz de entregar y cuánta tendría que comprar en el mercado spot. A esto se suma la mejora en sensores y análisis de datos, materiales más baratos y ligeros, y aspas más grandes que permiten reducir aún más el precio.

El segundo factor es la escala. La oferta renovable funciona mejor cuando se beneficia de la diversidad geográfica. En el caso de Mainstream, cada uno de los siete proyectos adjudicados tiene un perfil eólico diferente y, por lo tanto, producen energía en diferentes horarios del día. Esto permite combinar la producción de los distintos proyectos para suministrar la energía requerida, reducir la brecha de tiempo en que los proyectos no generan energía y, en consecuencia, reducir la necesidad de comprar en el mercado spot.

A todo lo anterior, en el futuro próximo, podríamos sumar el desarrollo del almacenamiento de energía a gran escala, ya sea utilizando baterías, energía térmica, gravedad u otras tecnologías, lo que hará que los proyectos solares, eólicos o mareomotrices sean incluso más atractivos económicamente.

Son buenas noticias para millones de personas. Aumentar la entrada de las energías renovables puede crear un círculo virtuoso que continuará bajando los precios para los consumidores y reduciendo la huella de carbono.

Eddie O’Connor, director ejecutivo de Mainstream Renewable Power.

 

Compartir este:

Últimas noticias